Con chamamé y al grito del sapukay, despidieron al cantante de Los Majestuosos

Un grupo de músicos, que al ritmo de guitarras y acordeones interpretó los temas de Los Majestuosos, acompañó el cortejo fúnebre hasta el cementerio, y el chamamé siguió sonando. Los restos de Aníbal Ulman descansan en Bovril.

Con un cortejo de chamameceros y al grito del sapukay, despidieron los restos del querido cantante de Los Majestuosos del Chamamé, Aníbal Ulman, quien falleció este martes luego de haber sufrido un infarto.

Tras haber sido velado en el centro cultural de la ciudad de Bovril, el extenso cortejo fúnebre se trasladó hasta el cementerio municipal, escoltado por familiares, amigos y allegados; además de un grupo de músicos que, al ritmo de guitarras y acordeones, interpretó los temas de Los Majestuosos, pudo saber Elonce.

Ulman fue creador y director del conjunto Los Majestuosos del Chamamé, con el cual pudo subir a los principales escenarios de la música del Litoral y bailantas a lo largo y ancho del país. Fue reconocido por su innovador y polémico estilo al incorporar al chamamé del estilo «maceta», las letras melódicas de intérpretes consagrados. “Su frase `Metele plomo Tapecito´ fue muy criticada por los otros músicos del género y, sin embargo, logró ser el más taquillero en esos momentos porque para quien organizaba un espectáculo, Majestuosos era el grupo que el público iba a ver”, había asegurado a Elonce el conductor de “Nuestro Canto”, el programa que se emite por Elonce, Lalo Ríos.

En diciembre de 2023, Los Majestuosos del Chamamé, recibieron un reconocimiento otorgado por la municipalidad de Villaguay, en salón del Concejo Deliberante, donde el conjunto agradeció la distinción porque gran parte de su carrera artística la vivió en esa ciudad y también la consagración por la importante adhesión del público.

La muerte de Ulman causó mucho dolor en la comunidad chamamecera, desde donde surgieron mensajes de despedida y condolencias por la partida del reconocido músico. ¡Hasta siempre Majestuoso!

Fuente El Once

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *