¿EXISTEN AÚN LOS CHEROKEES? Conoce la historia de la comunidad indígena más importante en la historia de Estados Unidos.

Los Cherokees, una de las tribus nativas más prominentes de América del Norte, han dejado huella a lo largo de la historia de los Estados Unidos. Su relato comienza en lo que hoy conocemos como el sureste de los Estados Unidos, en territorios que ahora corresponden a estados como Carolina del Norte, Carolina del Sur, Georgia y Tennessee. Antes de la llegada de los europeos, los Cherokees vivían en aldeas y se sostenían mediante la agricultura, la caza y la pesca. Su sociedad estaba estructurada en clanes matrilineales, y su cosmogonía estaba arraigada en la naturaleza y en la conexión con la tierra.

Con la llegada de los colonos europeos en el siglo XVI, la vida de los Cherokees cambió para siempre. A pesar de los intentos iniciales de coexistencia y comercio, las tensiones entre los colonos y los Cherokees crecieron. Las enfermedades traídas por los europeos diezmaron a la población nativa, y la expansión territorial europea los presionó a ceder sus tierras. A lo largo de los años, los Cherokees fueron desplazados y forzados a tratados que nunca respetaron completamente.

A principios del siglo XIX, bajo la presidencia de Andrew Jackson, se promulgó la Ley de Traslado de Indios de 1830. Esta ley llevó a lo que se conoce como el “Sendero de Lágrimas”, un éxodo forzado en el que miles de Cherokees fueron desplazados de sus tierras ancestrales y enviados a territorio al oeste del río Misisipi. Se estima que alrededor de 4.000 Cherokees murieron durante este desplazamiento.

A pesar de las adversidades, los Cherokees se reorganizaron en su nuevo territorio, estableciendo un gobierno democrático, una constitución y un sistema educativo. Durante la Guerra Civil, la nación Cherokee se dividió en lealtades, con algunos apoyando a la Confederación y otros a la Unión. Esta división causó conflictos internos y bajas significativas para la tribu.

A medida que avanzaba el siglo XX, los Cherokees enfrentaron nuevos desafíos, incluyendo la asimilación forzada y la continua pérdida de tierras. Sin embargo, también hubo momentos de resurgimiento cultural y político. En la década de 1970, por ejemplo, hubo un renacimiento del interés en la lengua y la cultura Cherokee, y muchos jóvenes comenzaron a aprender el idioma de sus ancestros.

Hoy en día, los Cherokees son una nación próspera y resiliente. A pesar de los desafíos históricos, han logrado mantener y celebrar su identidad cultural. Con más de 300.000 miembros, la Nación Cherokee es una de las tribus más grandes de los Estados Unidos. Continúan luchando por sus derechos, preservando su lengua y cultura, y contribuyendo de manera significativa a la sociedad estadounidense.

La historia de los Cherokees es un testimonio de resistencia y adaptabilidad. A lo largo de los siglos, han demostrado una capacidad impresionante para enfrentar adversidades y reinventarse a sí mismos, todo mientras mantienen una conexión profunda con sus raíces. Su legado es un recordatorio de la rica tapeza histórica y cultural que conforma la nación estadounidense.

Un Angel x el Mundo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *