LEYENDAS : EL NIÑO DE LA MASCARA DE TELA


Crecí en un pueblito mágico de Mexico, de esos que están repletos de casonas antiguas e historias inquietantes y estremecedoras, entre ellas hay una en especial que genera el horror en todos los habitantes.

La leyenda habla sobre una mujer solitaria y silenciosa que vivía en una casona, sucia y demacrada. Se pensaba que se trataba de una bruja que tuvo relaciones sexuales con el mismo amo del averno, y de esa relación, nació un hijo con ojos saludos de sus órbitas y labios hendido hasta la nariz. El pequeño, del que se recuerda no tenía más de siete años, siempre llevaba la cabeza cubierta por una máscara de tela rugosa de puros gruesos.
La gente del pueblo, desde luego, vivía asustada incluso de cruzar mirada con la mujer; en más de una ocasión trataron de echarla sin tener exito, hasta que una noche, se reunieron para hacer algo al respecto. La casa fue incendiada hasta sus cenizas.

Cuando los aldeanos escarbaron en los escombros para asegurarse de que habían cumplido su cometido, descubrieron tan solo un cuerpo calcinado; uno pequeño, con una máscara sobre la cabeza. No había rastros de su madre.

Cuenta la leyenda que, justo un año más tarde, cuando el único hijo del alcalde del pueblo cumplió siete años, falleció ahogado en el lago. Y al año siguiente, el hijo menor de una familia que también fue participe del incendio de la casa de la bruja murió ahogado con una canica, justo a la misma edad.


Hasta el día de hoy se dice que año con año este suceso se repite, dando fin a la vida de los descendientes de aquellos que fueron cómplices de la tragica y dolorosa muerte del niño. Actualmente está historia se relata de padres a hijos.algunos aseguran haber visto e incluso jugado con él; dicen que los invita a jugar con el en un lugar maravilloso lejos de la vista de sus padres, solo para después provocarles la muerte.

Los pocos niños que han sobrevivido a esos encuentros relatan que, cuando están perdiendo la consciencia, sienten que su cuerpo arde como si se estuviesen dentro de un feroz incendio.

Algunas personas creen que el niño de la máscara de tela solo busca tener amigos en el lugar donde su alma permanece sin descanso. Otros, creen que en realidad busca vengarse de los causantes de su dolor.

Créditos a su autor.

(Leyendas Urbanas)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *