Se filtró una foto del hijo de Julián Weich que vive en la calle haciendo malabares: “Avisa que está vivo”

Jerónimo Weich decidió llevar una vida más austera a diferencia de su familia y vive el día a día. Julián Weich aseguró que nunca le puso trabas en su camino.

Julián Weich continúa en el mundo de la farándula con un alto perfil y en esta ocasión tomó relevancia su nombre luego de que se viralizara una foto de su hijo haciendo malabares en un semáforo. Julián Weich relató el día en que el Banco Central lo intimó por un juego de Justo a Tiempo: “Me mandó una carta documento”

Su hijo, Jerónimo Weich, decidió apartarse del legado familiar y comenzó a llevar una vida más austera a partir de sus 19 años. En primer lugar, tuvo la decisión de irse de su casa y comenzar a mochilear sin ningún destino en particular. El joven fue visto en una esquina y fotografiado por un conductor.

El joven de 29 años viajó por gran parte de Latinoamérica y emprendió de adolescente una vida nómade que nunca se detuvo.

“Estaba en la ciudad, estudiaba cine y laburaba: una vida normal. Pero me cansé de la ciudad, del ruido, de todo. No les di muchas opciones a mis papás. La familia siempre me bancó”, reconoció Jerónimo en una nota a América hace cinco años atrás.

Y agregó: “Por suerte tuve el privilegio de que me escuchen siempre y me banquen en lo que haga. Mi familia siempre me dijo que vaya para adelante: si quiero viajar de vuelta me apoyan y me dicen que haga lo que quiera”.

El relato de Julián Weich sobre la decisión de su hijo

Se filtró una foto del hijo de Julián Weich que vive en la calle haciendo malabares: “Avisa que está vivo”

Se conoció una foto del hijo de Julián Weich en la calle.

“Mi hijo a los 19 años tenía lo que tiene un chico de clase media, que tiene la chance de elegir. Estudiaba cine, jugaba al rugby en el Liceo Naval, trabajaba en un gimnasio. Tenía una vida normal”, comenzó Julián Weich en PH (Podemos hablar).

Sin embargo, el conductor recibió una sorpresa inesperada: “Un día me dice ‘me voy de mochilero al norte’. Yo, que soy más fanático del rugby que él, pensé: ‘Se va tres meses y vuelve para la pretemporada’. Pero el pibe no volvió más. Se fue y apareció en México”.

Fuente : Radio Mitre

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *